17 feb. 2011

Érase otra vez…

...un cambio de vida.

Tras unas semanas de crisis me he dado cuenta de que Pamplona me estaba esperando con los brazos abiertos. Gran parte de las cosas que esperaba de la vuelta a mi ciudad ya han llegado a mi vida… y no puedo estar más contento.
Con estos 26 añitos recién cumplidos voy a intentar disfrutar aquí tanto como he disfrutado en otras ciudades del mundo. He gozado viviendo y dando vueltas por varios países, y aunque me muera de ganas por seguir viajando, también he aprendido a echar de menos mi hogar, o en definitiva, a mi gente.

Los cambios de vida nos enseñan lo que realmente queremos para nuestra vida… y yo, yo ya sé lo que quiero para hoy. He elegido y estoy satisfecho de mi decisión porque me encanta mi nueva vida y porque aún espero más de Pamplona.